martes, diciembre 11, 2012

Album con la Banda Sonora del film "LA OTRA EVA"

Ya se encuentra disponible en CD la banda sonora de la película “La otra Eva”, música compuesta y producida por Andrés Mazzitelli. Al suceso que logró la producción cinematográfica “La otra Eva”, dirigida por Emiliano Videla y Juan Carlos Caruso, y que reuniera un equipo de producción de más de 200 personas, se suma ahora la edición de un disco compacto con la banda sonora compuesta para el filme por Andrés Mazzitelli. El álbum incluye una selección de 14 tracks originales que se usaron en la película a los que se suman 5 tracks de material adicional, lo que conforma un disco con abundante música para los amantes de las bandas sonoras. En la producción participaron además Rosana Di Giano en flauta traversa y Micaela Viñuela, quien aportó su voz. El tema central de la película, llamado “Tema de amor de Eva” fue recreado en vivo por el trío de intérpretes durante la entrega de los premios Agua Clara, donde recibieron sendos galardones Emiliano Videla (uno de los realizadores) y Andrea Tolosa, que personificó a Eva Duarte en el film. La película iniciará ahora el camino de los festivales de cine, llevando una muestra del arte de Tres Arroyos a nuevos públicos.
Enlaces para escuchar parte del material del CD:
Tema de amor de Eva
La Razón de mi vida/Eva niña
Dulce Carol
Detalle del CD Banda Original de Sonido de la Película “La Otra Eva” Música Compuesta, Arreglada y Producida por Andrés Mazzitelli
1-Obertura- Después de Eva
2-Sueño de Eva
3-Eva niña
4-La razón de mi vida
5-Circo
6-Tema de amor de Eva
7-Eva Mujer
8-Lucha de Eva
9-Pasión de Eva
10-Queda tanto por hacer
11-Yo no quise ni quiero nada para mi
12-Pasión de Eva (Piano solo)
13-Evitango
14-Tema de amor de Eva (Versión extendida)
Material Adicional
15-4º Movimiento
16-El Largo Camino Nuestro
17-Dulce Cárol
18-Déjavù
19-El resto es silencio
 Música compuesta, arreglada y producida por Andrés Mazzitelli
Voz : Micaela Viñuela Flauta traversa: Rosana Di Giano.
  “El proceso creativo del soundtrack de “La otra Eva” se extendió por espacio de unos 70 días, en la segunda mitad de 2012, mientras aún se terminaba el rodaje de la película. Esta es una selección de parte de toda la música compuesta, que fue mucha, me alegra decirlo, en parte debido a la gran libertad, apoyo y entusiasmo que me brindaron los realizadores Emiliano Videla y Juan Carlos Caruso, como así también todo el elenco y equipo técnico, con quienes fue un absoluto placer compartir este trabajo. En la banda sonora final, incluí dos tracks que había escrito hacía tiempo y que quería rescatar: “Circo” y “4º Movimiento”, que provienen de material que escribí para dos piezas teatrales “Hamlet”(2001) y “Art”(2006). El resto de la música se produjo en 2012. “Dulce Cárol” quedó afuera de la banda definitiva, pero es justo incluirla en este álbum porque de algún modo forma parte también del material compuesto para la película.” Andrés Mazzitelli- Noviembre de 2012

Micaela Viñuela-Rosana Di Giano-A Mazzitelli-Premios Agua Clara-"Tema de amor de Eva" en vivo

Rosana Di Giano-A Mazzitelli-Micaela Viñuela
Andrea Tolosa (Eva Duarte)



Sebastián Mujica(Sonido) Andrés-Emiliano Videla (Dirección) Oct 2012

Seb Mujica (sonido)-Andrés- Juan Carlos Caruso (Dirección)


viernes, octubre 26, 2012

Si quieres entrar-Andrés Mazzitelli

Tan lejos- A Mazzitelli

Tan lejos- A Mazzitelli

Estás tan lejos, más de lo que alcanzo a ver.
Tan lejos, tanto que hace estremecer.
Y te ves tan real algunas veces
Que siento en mí
Como un cielo sin fin.
Pero así, como está, desaparece.
Quisiera hablar o verte en algún lugar,
Pero es muy tarde ya
Y estás tan lejos...
Era tan viejo, no hace mucho tiempo atrás.
Tan viejo, ahora ya no tengo edad.
Algo aquí me creció, deben ser alas.
No sé muy bien
Con ellas aún qué hacer.
Pero, tienen que ver con tu mirada.
No puedo más, te lo quiero contar
Pero amanecerá
Y estás tan lejos...
(Saxo solo)
Estás tan lejos, y aún así, huelo tu piel.
Tan lejos, cuánto más podré correr?
Se te ve más real día por día
Que a veces, mi amor,
Creo que en verdad somos dos.
Esto así, sabes, ya no se vacía.
Mas bien está camino de desbordar.
Quizá no sea verdad
Que estés tan lejos...
Ah... tan lejos.
Ah... tan lejos.
Ah...
Escrita y producida por Andrés Mazzitelli

Elefante en una caja-Andrés Mazzitelli

Elefante en una caja-Andrés Mazzitelli

Una nota en tu puerta, cuando el día va a llegar
Y los camiones de basura invaden la ciudad.
Es que no hay forma mejor
De decirte “Te pienso”

Un diluvio en la calle, yo mojado de esperar
Y los remises juegan rompecoches sin parar.
Hoy no hay nada mejor
Que verte llegar, que volverte a abrazar.

Y yo no sé,
No sé lo que vendrá, no sé qué quedará
Tengo este sentimiento
Que es como un vendaval
Y cada vez
Nos pesa más y más,
Y empezamos a andar
Con pasos de elefante en una caja
 pequeña...

Entre tanta gente, de repente, pienso si aparecerás
Y dos nenitos me piden monedas para el pan.
De algún modo, estoy como ellos
De esperarte, de buscarte...
Cómo puedes enterrar latiendo un corazón?
Cavando a qué profundidad?
O piensas echarlo al mar?
No tenías nada mejor que decirme “Te quiero”?

Y yo no sé,
No sé lo que vendrá, no sé qué quedará
Todo esto que ahora siento
Es como un vendaval
O no lo ves?
Que crece más y más
Y empezamos a andar
Con pasos de elefante en una caja
Pequeña...pequeña...

Letra y Música A Mazzitelli

Dulce Carol-Andres Mazzitelli

Dulce Carol-Andres Mazzitelli
(compuesta Octubre 2012)

El Satánico Dr. Celular


                  El Teléfono Celular es un aniquilador impiadoso.
Primero liquidó a su hermano el Teléfono Fijo, a su tío el Teléfono Público, y a sus primos los locutorios. Después exterminó al pibe MP3, a su pariente rico el I Pod, a su abuela, la radio portátil, a su vecina la Calculadora y a la noble Libreta de Direcciones y Números. 
                 Atropelló sin siquiera notarlo al grabador de periodista, al reloj despertador y al almanaque. Dejó malheridas a la máquina de sacar fotos y a la filmadora. Tiene en la mira al GPS, al decibelímetro, al termómetro, al scanner y hasta al modesto nivel de los albañiles. 
                 Su ambición es absoluta: quiere el reino de la Pc y el Tv. 
                 Entonces sí dirá como los villanos de James Bond “El mundo es mío...mío...mío!”

                                                                                                                Andrés Mazzitelli

martes, mayo 08, 2012

Piloto automático


Entro al shop de una estación de servicio. Hay mucha actividad. Cuando estoy por pagar el empleado de la gorra me pregunta con tono monocorde "Quiere aprovechar alguna de nuestras promociones? Tenemos..." Lo corto con un "Si" rápido, porque quiero ahorrarle el  versito, y tomo dos chocolates de la promo. Ahora sí, voy a pagar, pero el chico me vuelve a decir con el mismo tono de autómata: "Quiere aprovechar alguna de nuestras pro..." En ese momento lo miro y el pibe se da cuenta que ya me lo dijo...así que se disculpa y yo me quedo pensando.
Así andamos casi todos en este mundito nuestro: con piloto automático. Ese chico de la gorra repite esa frase tal vez 1000 veces en su turno de trabajo. Se parece a cuando alguien te dice "Qué tal? Qué has hecho?" pero se nota que apretó el play y soltó la pregunta simplemente para justificar que está ahí, más bien para tirar la pelota y seguir hundido en su mundo privado. A veces da la sensación incluso que espera una respuesta automática semejante y que agradecerá encarecidamente que no te lo tomes muy en serio si te pregunta "Cómo andás?"                                                                
Una frase que se ha propagado como un virus en las lenguas de la gente apurada que no se conecta con el prójimo es "Todo bien, todo tranquilo". A veces se dice incluso tan automáticamente que suena "Tobié, tótranquilo". Yo la he escuchado incluso de boca de duelistas, espalda con espalda en la niebla del amanecer...
Adónde vamos tan apurados? Qué hay más importante que los ojos de la persona que está enfrente? Qué es mejor que escuchar "Cómo estás?" y luego el silencio de la escucha sincera e interesada?
Hay que tirar al diablo el maldito piloto automático. Hay que poner el alma al volante y que sea lo que Dios quiera. Y hay que parar,pero parar de verdad un rato, clavar los frenos a la hora de decir o escuchar "Cómo estás?".  Aunque la mayoría de las veces será como correr por una espada y frenar con los talones, pero habrá que hacerlo, porque de verdad les digo a todos: no vamos a ningún lado. En serio. Casi ninguna de las cosas supuestamente importantes por las que corremos importan.
Solo eso.
Y me voy, que estoy apurado...
                                                                                                                      Andrés Mazzitelli